PAREJA Y SEXO EN ÉPOCA DE CONFINAMIENTO

couple-1733994_1920

¡Hola! ¿Qué tal estos días de cuarentena? ¿Lo estáis viviendo a solas, con familiares, pareja?  Esta situación nos ha llevado a tener que confinarnos en un espacio cerrado y  con la compañía de otras personas que en muchos casos son la pareja y los hijos, por lo que si no gestionamos bien esta convivencia, puede hacer tambalear la relación.

En los periodos donde se pasa más tiempo con la pareja y familia es cuando más divorcios se producen, como por ejemplo en Navidad y verano.  Estar tanto tiempo con la pareja nos hace ver cómo estamos realmente con esa persona, si la relación no funcionaba los conflictos pueden pesar más, pero si la relación es sana puede ser una situación para conectar más y fomentar el vínculo de equipo. Algunas cosas que podemos hacer para llevar mejor esta situación:

Importante tener una rutina: nos proporciona seguridad y estabilidad. Debe incluir ejercicio físico, buena alimentación, sueño de calidad, cuidado personal, trabajo, ocio, tiempo/espacio individual y compartido.

Que estemos juntos en la misma casa no significa que tengamos que hacer todo juntos. Hay que intentar llevar una vida lo más parecida posible a la habitual antes del confinamiento, teniendo en cuenta nuestros espacios individuales y en pareja. Espacio para aislarme y trabajar, pero también para evadirme y el ocio personal. Si a nivel físico no podemos estar en diferentes estancias, podemos hacerlo estando en la misma habitación pero haciendo cosas diferentes, respetando el tiempo de soledad. Durante este tiempo podemos aprovechar para hacer todas esas cosas para las que antes no teníamos tiempo: leer, escuchar música, ver una peli, deporte, aprender un idioma…

La comunicación es imprescindible para gestionar este tiempo y los conflictos. Hablar de cómo vais a organizar el día, qué momentos los vais a dedicar para cada uno y cuáles para la pareja, para que de estar forma se respeten todos los espacios. Comunicar desde el respeto, la empatía y las emociones. No estar con quejas y reproches continuos, intentar hablar desde el yo y no desde el tú para que la otra persona no se sienta atacada, expresando cómo nos sentimos y lo que pensamos. No utilizar palabras como nuca o siempre y sí más por favor, gracias, lo siento y te quiero. Palabras que a veces por el hecho de ser nuestra pareja parece que usamos menos pero que debemos utilizar si queremos una mejor armonía.

Momentos en pareja. Buscar momentos divertidos en pareja, alejados de los móviles, Tv y redes sociales. Por ejemplo deporte juntos, juegos de mesa, cocinar, preparar una cena romántica vestidos con ropa elegante, hablar de planes futuros, de la relación, tomar una copa de vino… Compartir y negociar estas actividades. SI tenéis hijos hay que buscar también esos momentos a solas por ejemplo cuando se vayan a dormir.

Sexualidad: cuidar la sexualidad individual y en pareja. Puede ser un buen momento para crecer y descubrirnos sexualmente. Las relaciones sexuales no tiene porque ser sinónimo de penetración. No presionaros con la idea de que en estos momentos tenéis que tener más relaciones sexuales, aprovechar para ampliar el mapa erótico si no lo hacíais antes: masajes, besos, caricias, chupar y sobre todo mucho cariño y cuidado mutuo.

Existen muchas actividades para mejorar la creatividad erótica poner en marcha la imaginación. Fomentar las fantasías eróticas en pareja y a solas a través de material erótico: lectura, películas, cómics… Incluso podéis escribir vuestros propios relatos eróticos y compartirlos con la pareja. Vestir de manera sexy, realizar juegos de Role Playing en el que cada uno interprete un papel. Preparar un baño sensual con olores y música agradables en el que recorráis todos los puntos del cuerpo de vuestra pareja. Escríbele una carta con todo lo que te gustaría hacerle y que te hiciera. Usar juguetería erótica tanto a solas como en pareja. A solas también hay que cuidar la sexualidad, aunque estemos en pareja nos puede apetecer tener sexo con nosotros mismos, acariciar nuestro cuerpo, probar diferentes formas de masturbaros y observar cómo responde el cuerpo a estas caricias.

Parejas que están a distancia: al no ser posible el contacto físico es normal echar de menos ese tocar, besar, abrazar al otro. Sin embargo, las tecnologías nos permiten tener un contacto más cercano y sentirla a nuestro lado. Establecer un horario para quedar por videollamada, ya que de esta manera vemos y oímos a la otra persona y también evitamos posibles malentendidos que se pueden producir por WhatsApp. Quedar para ver una película juntos, seguir una serie o cualquier hobby que queráis compartir desde vuestras casas. En cuanto al sexo, no tenéis porque dejarlo de lado, a parte del sexting, existen juguetes eróticos como vibradores que se pueden controlar a distancia a través de una aplicación.

Sexting: compartir material erótico en forma de texto, fotos, vídeos… Es aconsejable tomar medidas de seguridad por lo que pueda pasar en un futuro si esa persona comparte esas imágenes. Por tanto, que no se te reconozca en el material que envías, que no salga la cara u otras señales en las que se te pueda reconocer como tatuajes.

El COVID-19 no es una Infección de Transmisión Genital, pero sí puede transmitirse por saliva, tos y estornudos. Si convivís juntos, estáis sanos y llevando bien el confinamiento, no hay porque no mantener relaciones sexuales al igual que lleváis la convivencia diaria.

1 comentario en “PAREJA Y SEXO EN ÉPOCA DE CONFINAMIENTO”

Responder a Paz Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s