CISTITIS Y RELACIONES SEXUALES

cistitis-en-verano_2-1-1200x675

La cistitis es la inflamación de la vejiga causada en la mayoría de veces por una infección bacteriana. Esta bacteria es la E.Coli. que se encuentra en el intestino y en la zona del ano.  Se trata de una infección urinaria que puede llegar a ser muy dolorosa y aunque a priori no sea un problema grave, si no se trata a tiempo puede desencadenar en una infección en los riñones, por lo que es importante acudir al médico para seguir el tratamiento adecuado que suele ser la toma de antibióticos.

Los síntomas más frecuentes, que pueden variar de una persona a otra son: ganas de orinar de forma muy frecuente y en poca cantidad, dolor o molestia en la zona baja del abdomen, dolor al orinar, sangre en la orina y fiebre baja.

Las causas de la cistitis pueden ser varias y las relaciones sexuales es uno de los factores que más influye al facilitar la entrada de bacterias a la vejiga.

Las personas con vulva tienen más probabilidad de tener cistitis ya que la uretra es más corta que en las personas con pene, por lo que es más fácil que los gérmenes lleguen a la vejiga y causen la infección.

Durante las relaciones sexuales con penetración, debido a la cercanía del ano con la vagina y con la entrada de la uretra, estas bacterias pueden pasar al interior de sistema urinario y acabar en la vejiga provocando la infección. Los métodos anticonceptivos, tanto hormonales como los de barrera, pueden debilitar la mucosa facilitando la infección urinaria. El sexo oral también puede producir cistitis al introducir bacterias al tracto urinario.

Aunque la cistitis no es contagiosa (no es una Infección de Transmisión Sexual), debemos tomar una serie de medidas si queremos disminuir la probabilidad de que aparezca, sobre todo si se es propensa a padecerlas.

– Aumentar el consumo de agua para orinar más y así ayudar a eliminar las bacterias.

– Orinar antes y después de mantener relaciones sexuales.

– Si se practica sexo anal, lavar el pene antes de tener sexo vaginal.

– Limpiar la vulva de delante hacia atrás para evitar arrastrar las bacterias del ano a la entrada de la uretra.

– Utilizar ropa interior de algodón.

– Llevar una dieta saludable rica en frutas y verduras.

– Reducir el estrés y descansar, ya que el estrés puede debilitar nuestras defensas.

Si tienes cistitis de repetición, acude a tu médico para ver cuál es el tratamiento más adecuado a seguir, ya que la toma de un mismo antibiótico de manera periódica puede causar resistencia en las bacterias.

Se ha visto que un tratamiento preventivo durante meses tomando arándano rojo ayuda a disminuir la aparición de cistitis protegiendo las vías urinarias de las bacterias.

1 comentario en “CISTITIS Y RELACIONES SEXUALES”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s